Blog de túrismo, marketing, posicionamiento de páginas web. T.+376.631.499. mk.europa@gmail.com

Blog de túrismo, marketing, posicionamiento de páginas web. T. +376.631.499.

Posts Tagged ‘IE Business School

Google, que lo fiaba todo a la matemática de su algoritmo, invita ahora a los internautas a bloquear los resultados del buscador que quieran. Si decide hacerlo, en su próxima búsqueda ya habrán desaparecido. Aunque el bloqueo sólo afectará a lo que ve cada uno de ellos, la compañía no descarta usar esta información para afinar su sistema.

Image representing Google as depicted in Crunc...

Image via CrunchBase

Google, que lo fiaba todo a la matemática de su algoritmo, invita ahora a los internautas a bloquear los resultados del buscador que quieran. Si decide hacerlo, en su próxima búsqueda ya habrán desaparecido. Aunque el bloqueo sólo afectará a lo que ve cada uno de ellos, la compañía no descarta usar esta información para afinar su sistema. Con 2.000 millones de usuarios censurando páginas, la introducción del factor humano preocupa a los webmaster porque puede desvirtuar la justicia matemática de Google.

“Ahora hay otra manera de encontrar más sobre lo que estás buscando, al bloquear los sitios que no quieres ver”, explican los ingenieros responsables de la calidad de las búsquedas de Google, Amay Champaneria y Beverly Yang, en el blog oficial de la compañía. Con la nueva herramienta, cuando un usuario busca sobre football (americano, en este caso), en Google le saldrán también páginas de fútbol europeo. Debajo de cada uno de estos enlaces aparece desde ayer la opción de bloquear ese sitio. Cuando vuelva a rastrear algo similar, esos sitios ya no volverán a aparecer.

Se crea una lista que el usuario siempre puede visitar para levantar vetos

“Es probable que hayas tenido la experiencia de hacer clic en un resultado que no era exactamente lo que estás buscando”, explica el blog. “Puede que el resultado no fuese el correcto, otras veces es posible que te disguste el sitio en general, ya sea por su contenido ofensivo, pornográfico o de baja calidad. Para ocasiones así, tendrás una nueva opción para bloquear dominios concretos en tus resultados de futuras búsquedas”. Aunque mencionan tres categorías, el usuario podrá borrar los sitios que quiera. Las páginas despreciadas caen en una lista de bloqueo que el usuario siempre puede visitar para levantar algún veto o añadir más webs a esta lista negra. El servicio, que hoy sólo está disponible en la versión en inglés de Google, se irá ampliando al resto de idiomas y países en los próximos días.

“Google le ha dado un toque humano a su algoritmo”, dice Ismael El-Qudsi, en su momento manager de búsquedas en MSN y ahora responsable de nuevos medios en Havas Digital. Para este experto en posicionamiento en buscadores (SEO), “estamos ante un movimiento importante del buscador para mejorar sus resultados”. Google podrá aprender de lo que bloqueen muchos usuarios. En principio, las listas de bloqueo son personales, pero Google las podría usar para revisar el lugar en que aparece una página determinada. “Lo que bloquea uno no importa pero y ¿si lo hacen 100 o 1.000?”, plantea El-Qudsi.

De hecho, la compañía dice en su blog que, aunque no va a usar por ahora el bloqueo de dominios como una medida para establecer su ranking en el buscador, analizarán los datos para ver si se pueden aprovechar “para evaluar y mejorar nuestros resultados de búsqueda en el futuro”. En el mundo hay 2.000 millones de internautas y la mayoría usa Google. En España, cerca del 90% opta por este buscador. La posibilidad de que tanta gente empiece a bloquear sitios preocupa a los expertos en posicionamiento en buscadores o SEO.

La compañía no descarta usar esta información para afinar su sistema

La importancia de la posición

Un estudio realizado por la consultora User Centric en enero volvió a demostrar lo importante que es aparecer bien colocado en los buscadores. Usando un sistema de rastreo comprobaron que apenas el 10% de los participantes miraba más allá del quinto o sexto enlace que ofrecía el algoritmo de Google. Por eso son tan codiciados los buenos SEO, las empresas se los rifan para que su página salga lo más arriba posible. El juego era cosa de dos. Por un lado, el algoritmo de Google, que determina la relevancia de un sitio en función de una fórmula que valora los enlaces a esa página como votos positivos. Por otro lado estaban los SEO que, con técnicas más o menos honestas, intentan escalar posiciones en el ranking.

“Ahora, la intervención humana hará que Google se salga del control del webmaster”, explica el consultor web y profesor de diseño web Luis Molina. Para él, el movimiento de Google puede tener consecuencias inesperadas. “Puede haber un grupo de usuarios con animadversión hacia un sitio. ¿Google usará esta pista para penalizarlo?”, se pregunta. De hecho, como plantea un usuario en el sitio que Google ha habilitado para responder a las dudas sobre su nueva herramienta, podría ocurrir que se organizaran campañas contra una página. “Google debería habilitar un canal para negociar el desbloqueo”, opina Molina. “El que me bloquee puede ser un competidor o alguien con mala uva”, añade.

Los webmaster temen que se desvirtúe la justicia matemática’

Para el profesor del IE Business School, Enrique Dans, la herramienta de Google da al usuario la posibilidad de decidir qué es o no relevante, “pero a nadie se le escapa que millones de usuarios expresando sus preferencias ofrecen una posibilidad enormemente ventajosa de depurar en tiempo real un algoritmo que muchos consideraban que, a medida que las técnicas de manipulación progresaban, estaba perdiendo gran parte de su calidad y su sentido”.

Tanto Molina como Dans relacionan el bloqueo con el cambio en el algoritmo que introdujo Google hace unas semanas. Entonces, el buscador lanzó una nueva versión que busca penalizar a las llamadas granjas de contenido, sitios con material copiado de otras páginas y llenos de palabras clave y enlaces que usurpaban los primeros puestos del buscador. “Si los usuarios señalan un sitio como no deseado, puede responder a muchos factores, pero uno de ellos podría hipotéticamente ser su irrelevancia”, comenta Dans. El también bloguero destaca que esto último puede ser muy positivo para el futuro de las búsquedas. “Hay muchos factores detrás de la idea de relevancia, y que muchos millones de usuarios expresen sus preferencias proporciona a Google una visibilidad agregada descomunal”, explica. La compañía podría mejorar su algoritmo sin coste alguno, gracias al feedback de los usuarios.

Sobre el lado oscuro de la maniobra, se plantean varias posibilidades. Para El-Qudsi, es un guiño a la web social. “Google no está de moda, lo están Facebook o Twitter. Pero dando esta opción al usuario se hace más social”. Molina va algo más allá: “Fuera de sus cavilaciones matemáticas, Google necesita nuevas herramientas para seguir afinando su buscador, y qué mejor herramienta que todos nosotros”, plantea. A largo plazo, el interés podría ser comercial. Como dice Molina, “así irá mejorando el conocimiento que tiene de cada uno para conseguir su fin último, la mejor publicidad personalizada”.

En lo que coinciden todos es en que los buenos SEO, los que dan contenido interesante, no tienen que tenerle miedo a la herramienta que da Google a los internautas.

Anuncios

El empresario da ejemplo del valor que un relevo planificado del primer ejecutivo tiene tanto para los accionistas como para la familia fundadora. Ceder el poder y el control sobre una compañía no sólo es la situación más difícil para un ejecutivo, sino también uno de los momentos más críticos para la continuidad de un negocio. Lo saben las empresas familiares, cuya esperanza de vida es la mitad de la de cualquier otra compañía.

Logotype of Bershka (Inditex Group)
Image via Wikipedia

El empresario da ejemplo del valor que un relevo planificado del primer ejecutivo tiene tanto para los accionistas como para la familia fundadora.  Ceder el poder y el control sobre una compañía no sólo es la situación más difícil para un ejecutivo, sino también uno de los momentos más críticos para la continuidad de un negocio. Lo saben las empresas familiares, cuya esperanza de vida es la mitad de la de cualquier otra compañía. Poco más de un tercio de los negocios en manos de una familia supera el primer relevo generacional y apenas el 15% llega a la tercera. Con unas estadísticas tan poco favorecedoras, Amancio Ortega ha querido asegurar el futuro de Inditex, que, pese a cotizar en bolsa, sigue siendo un grupo familiar, ya que la mayoría del capital continúa en manos de los fundadores del negocio.

“Una empresa necesita un líder y Amancio Ortega ha preparado la sucesión para que su ausencia tenga el mínimo impacto posible en la compañía”, asegura Carles Roig, profesor de Dirección de Operaciones de Esade. Según los expertos, el ejecutivo ha sabido evolucionar en su estilo de liderazgo para sortear el obstáculo de la sucesión, sobre todo, en una compañía con una cultura corporativa muy marcada por su fundador.

Los manuales de liderazgo de las escuelas de negocios definirían la primera etapa de Amancio Ortega al frente de la compañía como un estilo directivo, es decir, un modelo basado en el principio de ordeno y mando, en el que no hay lugar para la opinión de directivos externos. Santiago Álvarez de Mon, experto en liderazgo del IESE, explica que no hay que confundir este perfil con el de un ejecutivo autoritario, sino que sólo se trata de establecer normas y pautas claras para toda la plantilla.

Participación
“Plantearse la sucesión exige una participación mayor y, o abres el campo de juego dando más espacio a otros directivos, o tu proyecto empresarial tiene los días contados”, asegura Álvarez de Mon. Eso no quiere decir que Ortega deba desaparecer completamente de la gestión de la compañía. De hecho, Carles Roig asegura que, “mientras viva, el fundador de Inditex siempre estará pendiente del negocio”.

Aunque saber delegar y ceder el control es la gran asignatura pendiente de las empresas familiares, cada vez son más los ejemplos de dueños que han optado por dejar que ejecutivos externos a la familia se pongan al frente de la empresa. Agrolimen, Uriach o Tous son sólo algunos ejemplos en los que el consejero delegado no pertenece a la saga familiar. Otras firmas optan por modelos mixtos, en los que un directivo externo equilibra la presencia de la familia en cargos ejecutivos, como Roca, Nutrexpa o Mango.

Zara es un paradigma de empresa con sentido común”, asegura Roig. Por eso, no sorprende que no haya sido Marta Ortega, hija del fundador, la que suceda a su padre al frente del imperio de la moda, al menos, hasta que no reúna la suficiente experiencia para tomar las riendas de una multinacional que factura más de 11.000 millones de euros al año.

En su afán por garantizar una sucesión ordenada, “hace tiempo que Amancio Ortega empezó a delegar y, ahora, tiene un equipo que conoce muy bien cómo gobernar la compañía”, apunta el profesor de Esade. En su opinión, el nombramiento de Pablo Isla como presidente y consejero delegado de Inditex en sustitución del fundador “se ha trabajado a varios niveles”, por lo que “no tiene por qué influir sobre el valor de las acciones”.

Sin embargo, Tomás Garicano, director del Centro de Gobierno Corporativo de IE Business School, no se muestra tan convencido de que el cambio no vaya a ser un lastre para el grupo en bolsa a medio plazo. Precisamente, la doble faceta de Inditex como compañía familiar y empresa cotizada hace que el nombramiento de Isla y la retirada de Ortega tengan una doble lectura. Si, desde el punto de vista de la sucesión, se trata casi de un caso de estudio; desde la perspectiva del buen gobierno, surgen algunas sombras.

Hasta ahora, Inditex destacaba por evitar la concentración de poder sobre la figura de Amancio Ortega. Se trata de una de las pocas firmas del Ibex 35 que separaba la figura de presidente y consejero delegado, y, además, contaba con un vicepresidente independiente en la figura de Carlos Espinosa de los Monteros. Sin embargo, Pablo Isla tendrá ahora tanto funciones de presidente como ejecutivas. “La tendencia es que los inversores institucionales no vean con buenos ojos que coincida la figura del consejero delegado con la del presidente”, apunta Garicano, aunque advierte de que no está demostrado que una opción sea mejor que otra y que será el mercado quien valore el nombramiento de Isla.

Límites de edad
Otro de los aspectos que recogen las normas de buen gobierno está relacionado con la edad máxima para ser consejero.

El Código Unificado no establece ningún límite, pero Inditex lo ha fijado en 68 años, aunque Amancio Ortega, con 75 años, está exento de cumplir ese requisito. En 2007, BBVA y Telefónica, entre otras compañías, aprovecharon que tenían que modificar sus estatutos para adaptarse a las nuevas pautas marcadas por el Código Unificado para aumentar la edad de jubilación de sus consejeros.

El presidente de BBVA, Francisco González, se aseguró así poder seguir en el cargo hasta los 70 años. Expertos en gobierno corporativo, como Tomás Garicano, aseguran que los límites por edad suponen un debate trasnochado, ya que no se puede fijar un máximo de edad para dejar de ser un buen ejecutivo y menos cuando, como en el caso de Amancio Ortega, no sólo se es dueño de la compañía, sino que, además, cosecha buenos resultados para el resto de los accionistas.

De la propiedad a la vicepresidencia
Entre las cotizadas, FCC es un paradigma de separación entre propiedad y dirección. Esther Koplowitz, pese a ser la principal accionista, no está al frente del grupo, sino que ocupa, junto a su hija, la vicepresidencia, mientras que Baldomero Falcones, ajeno a la familia, es el primer ejecutivo.

Externos que no caen bien
La llegada de un ejecutivo externo no siempre sienta bien a todos los miembros de una familia. María Teresa Rodríguez, dueña de Gullón, puso al frente de la firma a Juan Miguel Martínez Gabaldón, una decisión que, a la postre, desembocó en una batalla entre madre e hijos.

Sagas familiares, en retirada
La familia Moreno fundó Unipapel y, ante la falta de sucesores, fue reduciendo su capital en la compañía hasta el 13% actual. Situó en la presidencia a su hombre de confianza, Juan Antonio Lázaro, con el que, en 2009, se enfrentó en los juzgados por discrepancias en la gestión.