Blog de túrismo, marketing, posicionamiento de páginas web. T.+376.631.499. mk.europa@gmail.com

Blog de túrismo, marketing, posicionamiento de páginas web. T. +376.631.499.

Archive for agosto 2011

Los disturbios plantean un nuevo desafío para Cameron cuando la economía tiene dificultades para crecer y el Gobierno está imponiendo recortes más profundos del gasto público y subidas de impuestos para ayudar a eliminar un déficit público, medidas que según algunos comentaristas, han agravado los incidentes.

El primer ministro británico, David Cameron, junto a la superintendenta del municipio de Croydon Jo Oakley, ago 9 2011. El primer ministro británico, David Cameron, dijo el martes que la policía tomará duras medidas para sofocar una oleada de disturbios y saqueos que azotó a Londres en las últimas tres noches, en las peores escenas de violencia en la capital en décadas.

Disturbios estallaron el martes en ciudades y pueblos de Inglaterra mientras Londres esperaba para ver si miles de policías desplegados en sus calles podían dispersar a jóvenes que han perturbado partes de la capital casi sin control durante las últimas tres noches.

En Salford, parte del área de Manchester en el noroeste de Inglaterra, manifestantes lanzaron ladrillos a la policía e incendiaron edificios. Un camarógrafo de la cadena BBC fue atacado.

Imágenes de televisión mostraron llamas saliendo de tiendas y autos en Salford y Manchester, y columnas de humo negro en las calles.

En el centro de Manchester, la policía dijo que una tienda de ropa fue incendiada.

“Puedo confirmar que una tienda se está incendiando y 200 jóvenes que se reunieron en el centro de la ciudad han sido perseguidos y dispersados por la policía antidisturbios. Se han hecho siete arrestos hasta ahora”, dijo un portavoz de la Policía del Gran Manchester.

Más al sur, en West Bromwich y Wolverhampton, autos fueron quemados y tiendas asaltadas.

En Londres, los trabajadores se fueron temprano a sus hogares, las tiendas cerraron y muchos dueños de negocios bloquearon con tablas sus ventanas mientras la ciudad se preparaba nerviosamente para más de la violencia que estalló en barrios de Londres y se extendió a otras ciudades.

La policía prometió casi triplicar su despliegue en las calles.

Líderes comunitarios intentaron explicar la violencia -la peor en Londres en décadas- en medio de crecientes disparidades de ingresos y oportunidades en esta ciudad inmensa y multiétnica.

Pero muchos londinenses han quedado perplejos con los incidentes desatados por bandas que saquearon tiendas de ropa, zapatos y productos electrónicos, incendiaron vehículos y desafiaron a la policía.

“Esto es delincuencia pura y dura y tenemos que hacerle frente y derrotarla”, indicó el primer ministro David Cameron a periodistas fuera de su oficina de Downing Street, luego de interrumpir unas vacaciones con su familia en la Toscana para lidiar con la crisis.

“La gente no debería dudar de que haremos todo lo necesario para restaurar el orden en las calles del Reino Unido”, añadió.

Cameron anunció que convocará al Parlamento el jueves, actualmente en receso de verano, para hacer una declaración sobre los disturbios, que se han extendido a otras ciudades.

El primer ministro dijo que unos 16.000 agentes se desplegarían en las calles de Londres el martes por la noche, frente a los 6.000 que estaban de servicio el lunes, reforzados por agentes de todo el país.

ECONOMIA EN PROBLEMAS

Los disturbios plantean un nuevo desafío para Cameron cuando la economía tiene dificultades para crecer y el Gobierno está imponiendo recortes más profundos del gasto público y subidas de impuestos para ayudar a eliminar un déficit público, medidas que según algunos comentaristas, han agravado los incidentes.

También muestran al mundo una cara desagradable de Londres a menos de un año de los Juegos Olímpicos del 2012, una cita en la que los organizadores esperan mostrar una ciudad dinámica, próspera y cosmopolita.

La policía arrestó a más de 200 personas en la noche y a un total de 450 durante las tres noches. Más de 100 oficiales de policía resultaron herido.

Un hombre de 26 años murió tras recibir un disparo en Croydon, en el sur de Londres, convirtiéndose en la primera víctima de los incidentes.

Muchos londinenses temen otra noche de disturbios.

Algunos reportes indicaron que bandas de jóvenes estarían coordinando sus movimientos a través de las redes sociales, sobre todo mediante grupos de Blackberry Messenger.

En áreas desde Hackney, una de las más afectadas, se veían grupos de policíás con chalecos amarillos en todas partes.

Se reportó que bandas de jóvenes estarían coordinando sus acciones a través de las redes sociales por lo que David Lammy, miembro del Parlamento de Tottenham, dijo que iba a pedir a Blackberry que suspendiera su servicio de mensajería.

Mientras crecían los reclamos de medidas más duras, el vicecomisario Stephen Kavanagh indicó que la policía consideraría usar balas de goma o plástico.

Los primeros incidentes se registraron el sábado en el distrito de Tottenham, en el norte de Londres, cuando una protesta pacífica por la muerte de un sospechoso a manos de la policía se tornó violenta.

SIN TRABAJO, SIN FUTURO

Tottenham tiene zonas con altas tasas de desempleo y una historia de tensiones raciales con los jóvenes locales, sobre todo de origen negro, que están resentidos con el accionar de la policía.

“Es nosotros contra ellos, la policía, el sistema”, dijo un joven en una sombría propiedad en el distrito londinense de Hackney, epicentro de los disturbios de la noche del lunes.

Otros londinenses intentaban realizar una limpieza masiva por los escaparates rotos, ladrillos, botellas y escombros de los edificios.

Las autoridades aseguran que la violencia no tendrá efecto en los preparativos para los Juegos Olímpicos. El Comité Organizador de Londres 2012 iba a recibir una visita del Comité Olímpico el martes.

“Todo va a seguir adelante según lo previsto (…) no hay cambio de planes”, dijo una portavoz del comité, agregando que el sitio del parque olímpico Stratford cerca de Tottenham estaba a salvo.

Sin embargo, otros eventos deportivos sufrieron cancelaciones. Inglaterra suspendió un partido amistoso de fútbol que iba a disputar con Holanda el miércoles y varios encuentros de la Copa de la Liga programados para el martes tuvieron que ser cancelados.

Las ramificaciones también se extendieron a las finanzas internacionales, justo en medio de una fuerte turbulencia en los mercados mundiales.

“Hace unos pocos días estábamos hablando de la esterlina como un refugio seguro, pero estos disturbios son otra mancha que debe haber arruinado el apetito hacia esta divisa”, dijo Neil Mellor, estratega de monedas del Bank of New York Mellon.

(Reporte adicional de Adrian Croft, Matt Falloon, Avril Ormsby, Jon Hemming, Sonya Hepinstall, Jon Boyle, Stefano Ambrogi, Peter Griffiths y Georgina Prodhan; Escrito por Tim Pearce. Traducido por la Redacción de Madrid; Editado en Español por Juana Casas y Lucila Sigal)

Anuncios